Isidro Rivas Conde (15/05/2019):

Nosotros celebramos aquí la comunión de nuestra hija Nadia, no lo conocíamos fuimos a verlo y a la niña le encantó.
La comida fenomenal, tanto en calidad como en cantidad.
El servicio espectacular, los camareros muy atentos, no nos faltó de nada.
Para los niños impresionante, los nuestros disfrutaron a tope.
Unos días antes les pedimos el favor, para ir a hacer el reportaje, no nos pusieron ningún problema.
El día de la comunión nos retrasamos en la Iglesia, llamamos y también sin problema, teníamos merienda entonces al comer tarde la tuvimos que retrasar, lo mismo ni una mala cara ni nada.
Tenemos otro hijo más pequeño y directamente vamos a ir aquí.